miércoles, 28 de febrero de 2007

a Machuca le crecen los enanos. (opinión)

A Machuca le crecen los enanos (Hermanos Jáuregui, diario Solidaridad de Barcelona)

Apenas una semana ha transcurrido desde que algunas encuestas situaran al partido de la zambomba con un tajuelo en el parlamento cántabro y alta simpatía entre los ciudadanos de todo el país, cuando una serie de tropiezos han venido a dejar a su líder y principal impulsor, Manuel Machuca, más mal parado de lo que él quisiera.

Primero fueron unas desafortunadas afirmaciones sobre las feministas (muy críticas siempre con Machuca, al que han llegado a calificar de "anticristo"), que fueron aireadas y muy criticadas por la mayoría de medios españoles.

Uniéronse a este colectivo, otros; los obispos y los imanes, que no ven con ninguna simpatía el proyecto del cántabro ya desde el comienzo (a quien han llegado a calificar de "anticristo"), y los demás partidos políticos, para proteger el pastel, parece que siempre se alían para intentar poner la zancadilla al bisoño.

No es de extrañar entonces que con este clima ocurriera lo que ayer ocurrió en Laredo, donde insultaron a todo el que quiso entrar en el instituto de la villa donde fue presentado el partido. Así fue que los asistentes, quizá merced a la presión de las amenazas, fueron muy pocos. “Nadie, me asomé un momento y hablaba Machuca solo. No había nadie salvo él”, nos cuenta el bedel del instituto.

Por si todo este cúmulo de males fuera poco, hoy el diario ELMUNDO carga contra el famoso partido cántabro (a cuyo fundador han llegado a calificar de “anticristo”). El diario que dirije Pedro Jota revela que Machuca habría tenido una novia en su adolescencia, antes de marcharse a realizar el servicio militar a Cádiz. Una tal Maripili. El diario conservador aporta tíckets de hamburgueserías y otras tonterías que demostrarían que el cántabro no fue en el pasado tan solitario como él mismo preconiza. Sería un caso como el de Bush y su alocada adolescencia, o Clinton y su turbio pasado mujeriego.

Las declaraciones de Machuca no se han hecho esperar: “sinceramente les digo que ojalá fuese verdad todo eso que dicen… si bien es cierto que la Maripili esa estuvo con todos los del barrio sin distinción de edad ni clase social, el único contacto físico que tuve con ella fue una proverbial bofetada que me dio por haberle dirigido una sonrisa un día.” La misma Maripili, entrevistada por otros medios parece corroborar las palabras de Machuca: “ni en sueños estuve con ese engendro”, ha declarado desde la peluquería que regenta. “Ese tío es el anticristo”, dijo finalmente

En fin, quizá sea otro cuento del periódico más novelesco del quiosco español. El caso es que la popularidad de Machuca no las tiene todas consigo estos últimos días.
*******

Juan Antonio y Pedro José Jáuregui dirigen la publicación Solidaridad, de la cárcel Modelo de Barcelona y están internados en el módulo psiquiátrico de la misma por haber cometido "horrendos crímenes imaginarios". Son también coautores del libro de tres páginas Por Qué Emilia la Vaca Debe Obedecer A Su Mamá (Editorial Chucu-chucu-tren, 2004. Barcelona.

4 comentarios:

Luzbel Guerrero dijo...

¿Alguien dijo anticristo?, no entendí muy bien el juego de palabras, pero creí entender que al P.O. le crecen los onanos; ¿eso no es en el P.P. ...jo, que con tanto mamoneo partidario, aquí no hay quien se entere. Buenas noches Manuel Machuca.
P.D. Mi asesor de imagen me dice que quizás debiera cambiarse el nombrepara triunfar en política; ¿que le parece por ejemplo: Uhmm.., ya lo tengo Pedro J. Machuca,.. de nada de nada, a mandar, que pa' eso estamos

factoria7gritos dijo...

Mi solidaridad con los problemas que últimamente rodean al partido, supongo que ya te ven como una opción peligrosa y por eso te empiezan a atacar :-)

Y gracias por incluir a La Parada del 2 en el club de onanistas empedernidos y por la promesa golosa.

Saludos!

Manuel Machuca dijo...

Los militantes del partido han decidido no censurar los comentarios en este blog ("sólo en casos extremos y de mal gusto", dicen los estatutos) aunque se utilice despectivamente el término "onanista" como parece hacer monsieur guerrero. Pero ahí estamos nosotros, para intentar hacer ver a la gente que ser onanista no es algo malo. basta de avergonzarse.

No, Luzbel, los onanos no crecen. de momento no hay más que uno, servidor. Esos intentos suyos de relacionarnos de algún modo con la ultramontana derecha son en vano, se lo aseguro.

Somos un partido de izquierda, ateo, anticlerical, partidario de la igualdad, del progreso científico y del bienestar social.

Entre las filas de la derecha suele haber muchos menos onanistas. ellos son más pragmáticos, y suelen tener todas sus necesidades bien satisfechas. los progresistas, en cambio, históricamente somos más soñadores, más platónicos, más idealistas... más solitarios en una palabra.

Un saludo y gracias por visitar el blog del partido. A ver si nos llega el pedido de pins-zambomba que hace tiempo hemos encargado para enviarle uno a su dirección de internet.

*******

En cuanto a factoria7gritos, decirle que su visita es muy grata porque tengo amigos en esa comunidad vecina que tanto queremos desde Cantabria. La promesa que anunciamos en su blog es golosa y gulosa, pero sobre todo es seria. No se preocupe por esos problemas: sabíamos que sería duro. Pero seguimos adelante con ilusión. Con ilusión y sinceridad y defendiendo lo que es justo iremos creciendo, aunque todo esté en contra y arrecien las malas artes y las tergiversaciones torticeras por parte de la prensa y demás grupos de poder.

Un saludo, compañeros. nosce te impsum. Conócete a ti mismo.

Anónimo dijo...

LA MODELO.



Por Rafael del Barco Carreras.



Este año es noticia, por fin la desmantelan, o eso dicen. Los vecinos ya no sufrirán su presencia. Mantendrán la estructura central como monumento y recuerdo a su tétrica historia. Pero lo tétrico no es historia, alcanza nuestros días, con el beneplácito ciudadano. ¡Que se lo pregunten a Xirinachs, que se suicidaría de puro asco, y tanto acallado denunciante!. “Asesinos, asesinos…”, gritaban por los 80 desde los balcones a las tres de la madrugada, cuando varios funcionarios apaleaban, después de consumir grandes raciones de alcohol, a los desgraciados engrilletados a las argollas que entonces colgaban de las paredes del semisótano de la QUINTA GALERÍA. El sistema para mantener el orden en aquella pocilga. Hasta NUEVE en una celda de nueve metros, con jergones encima del pestilente retrete. 2.600 presos, donde 1000 ya eran demasiados, con una galería destrozada en los motines de finales de los 70, sin comedores, asquerosas y frías duchas a menudo sin agua, y la comida pura bazofia, suplida por la exterior si se podía pagar. Igual o peor que el “Expreso de medianoche”.

Por desgracia he vivido las varias MODELOS de los últimos veinticinco años, y aun no sé cual es la peor, si la del 80, la de los 90, ya con la Generalitat, o los 2000. Si en una, las torturas, con el argumento de los torturadores de aplicar el único SISTEMA viable para mantener el orden con pocos carceleros (y afirmo que con placer por su parte), o la otra, donde flotan zombis drogados, vigilados por infinidad de funcionarios y “técnicos”, cuyos desastres cuando obtienen la libertad o permisos son más que evidentes. Cabría estudiar si el violador o asesino reincidente, siempre multiplicando su agresividad después de una larga estancia en prisión, añade a su inicial desviación biológica o psíquica un plus de venganza por el trato y “terapia” recibidos.

Si el primer día aun no me había repuesto de la sorpresa de la detención, cuando con mi abogado Pascual Estevill celebramos, la noche anterior, con cena en el Casino, la negativa del juez de instrucción al procesamiento, al segundo tomé conciencia que si el sumario reflejaba la Gran Corrupción de la clase política y financiera de Barcelona, a la que añadiría la judicial, allí cada palmo no solo era corrupto sino inhumano (con zonas muy parecidas a las descritas en los campos de concentración nazis). Ya antes de entrar, primera escena kafkiana, el policía “jefe de estafas”, Justo Aguilera (actual comisario jefe en Jaén), “para despistar a la prensa” nos lleva él SOLO, a Serena (de Automóviles Serena) y a mí, desde los juzgados al “Abrevadero”, excelente restaurante tras el “Teatro Victoria”. Mi última comida en libertad, y con un policía que los años me informarían de la cuerda de Piqué Vidal. La Policía no aplicó con nosotros el habitual “hábilmente interrogado”, que hacía de la Modelo el destino soñado de todo detenido… tenían el guión previamente estructurado. No recuerdo interrogatorios pesados, solo los asquerosos calabozos de Vía Layetana con olor a orines y de difícil distinguir entre la noche y el día. Tres días de pesadilla.

La sexta era la “mejor”, para primerizos, gente no conflictiva, o trabajando en talleres y “destinos”, y tres en una celda GRAN CONCESIÓN, si no fuera porque el compañero de litera bebía no menos de treinta cervezas diarias y se pasaba la noche meando, impidiendo conciliar el necesario sueño. Al tercer o cuarto día descubrí que la única ventaja del lugar era el obligado ajuste al medio olvidando el mundo exterior. Pero no se olvida, duele intensamente. Y premisa sin excepción, no tomar ni “aspirinas”. El “aguanta”, o de lo contrario “revientas”.

Hacia los cuarenta años con tres hijas menores y familia en los negocios (muy lejanos a la millonada denunciada y con problemas jurídicos agravados con la detención), si aquello duraba, el futuro se mostraba muy negro, ¡y duró TRES AÑOS! (de allí al juicio y condenado a los tres años), y con la prensa publicando millones a mansalva, que yo no había visto. Otro recuerdo imborrable, la diputada socialista ANA BALLETBÓ vociferando en el Congreso de los Diputados que los del gran desfalco del último franquismo el CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA estaban donde debían, LA CÁRCEL. Yo ni había estado nunca en el Consorcio ni era franquista ni tenía nada que ver con esos DIEZ MIL MILLONES que decían desaparecidos. Y La PRENSA, actor importantísimo en el tétrico drama, publicando que Bruna, el delegado del Estado ya encarcelado meses antes, vivía en prisión como un marajá. Sin embargo leyéndola a diario, entre líneas, completé lo deducido en el sumario, el gran engaño que entre los autores y descubridores “Serra y Maragall” se fraguó beneficiándose de los millones del BANCO GARRIGA NOGUÉS, o sea, Javier de la Rosa. Los cuervos a por su presa. Pero eso ya era el pasado, si pretendía la mínima comodidad, o simplemente huir lo más posible de la más sucia de las miserias y convivencia… ¡habría que pagar!. La expresión del Director Camacho, “a los del Consorcio no se les puede dar DESTINO porque la prensa se me echa encima”, solo se paliaba con las promesas de una libertad con fianza. El segundo y tétrico engaño de mis abogados, el primero, que ni me procesarían. Un primer año entre el patio, Pascual Estevill y Eduardo Soler Fisas. Y los enemigos no estaban en el patio, eran mis abogados. Ni allí ni en ningún lugar encontraría a nadie tan amoral como Pascual Estevill, y por desgracia tardaría en darme cuenta.

Y si el terror suplía a los pocos funcionarios, unos VEINTICINCO por guardia (ahora varios centenares para la mitad de individuos), un refinado sistema de beneficios mantenía el orden y todo el organigrama interno. Los antiguos “cabos de varas” (sin las varas en la ya Democracia), los “kíes” dominando el juego y las DROGAS, y un buen número de “destinos” (prácticamente la cárcel funcionaba con el trabajo de los presos) mantenían el orden en aquella anarquía total. Entre las concesiones, la compra de cervezas al precio de “economato”, catorce pesetas, para revenderse a cincuenta, y si el cupo por persona eran dos diarias, según el “destino” se podían comprar hasta varias cajas con lo que las ganancias o las borracheras eran seguras. Primera premisa, pagar por TODO, desde un “machaca” a la “red” que te permitiría comer con vino o “salir del patio” y alcanzar un buen “destino”. De entrada la prioridad, las chinches, el borracho Juan, las depresiones que me juré no aparecieran, y comer decentemente. El aguante humano es infinito, con un mínimo de voluntad e ingenio.

Desde el primer momento me pareció imposible no caer enfermo, todas las enfermedades infecciosas tenían cabida, y apareció la SIDA, que a mi entender pudo incubarse tan bien allí como en el África donde situaron su nacimiento. Otra incoherencia, culpa de mi obsesión por la ducha diaria, mis pies se llenaron de hongos provocándome la única herida o enfermedad de toda mi vida de adulto, y desde entonces el Panfungol es la solitaria medicina de mi botiquín. Quizá sea un caso especial pero desde las anginas de mis quince años, jamás he acudido a más médico que un dentista. Una suerte añadida, porque la atención médica, era más bien desatención, y en manos de un único y siniestro personaje.

Continuará…
ver www,lagrancorrupcion.com